Algunas notas de privacidad en el Proyecto de Ley de Telecomunicaciones


Gracias a los compañeros de Privacidad Lógica, hemos podido tener acceso al Proyecto de Ley General de Telecomunicaciones que fue aprobado el pasado día 13 de septiembre por el Consejo de Ministros. Y no sólo eso, sino que además, también han conseguido los Informes de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones, la Comisión Nacional de la Competencia, el Consejo Económico y Social, el Consejo General del Poder Judicial, la Agencia Española de Protección de Datos y el Consejo de Estado. Se pueden consultar todos estos documentos junto con el Proyecto de Ley en este enlace. Así que, desde aquí, muchas gracias a los colegas Alfonso, Luis y Francisco Javier por compartir la información.

En este Proyecto de Ley se hace una reforma total de la actual Ley General de Telecomunicaciones y, además, también supone una reforma de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico y, sobre todo, en el régimen de las “cookies” que tan en boga está últimamente. A este respecto, es interesante el post que la compañera de ENATIC, Analore García Noblia, ha realizado analizando estas novedades.

La Ley General de Telecomunicaciones, recoge en su artículo 34, una normativa específica sobre protección de datos de carácter personal y, como no podría ser de otra manera, también existe una mención en el Proyecto de Ley. Particularmente, lo que más me ha llamado la atención de esta nueva redacción (que se encuentra en el artículo 41 del Proyecto) es lo siguiente:

  • Las medidas técnicas y de gestión  que deben implantar los operadores que exploten redes públicas de comunicaciones electrónicas, o que presten servicios de comunicaciones electrónicas disponibles al público,  para preservar la seguridad en la explotación de la red o en la prestación del servicio, podrán ser examinadas por la Agencia Española de Protección de Datos, quién podrá realizar recomendaciones.
  • Se elimina la obligación de  los operadores de crear procedimientos para atender a las solicitudes de acceso a los datos personales de los usuarios por parte de las autoridades legalmente autorizadas.
  • Se mantiene la obligación de comunicar a la Agencia Española de Protección de Datos y, en determinadas circunstancias a los interesados, las violaciones en la seguridad y en los datos personales, que sufran los operadores de  servicios de comunicaciones electrónicas. Esta obligación fue introducida en la Ley General de Telecomunicaciones por el Real Decreto-Ley 13/2012, de 30 de marzo.

Por otra parte, en el artículo 42 se establece la obligación específica de conservación y cesión de datos relativos a las comunicaciones electrónicas y a las redes públicas de comunicaciones, introducida por la Ley 25/2007, de 18 de octubre, de conservación de datos relativos a las comunicaciones electrónicas y a las redes públicas de comunicaciones.

Además de los mencionados artículos del Proyecto, se establece uno específico (el artículo 48), que regula el derecho a la protección de datos y la privacidad en relación con las comunicaciones no solicitadas, los datos de tráfico y las guías de abonados, aunque  estas cuestiones ya se introdujeron en la Ley General de Telecomunicaciones, mediante el ya mencionado Real Decreto-Ley 13/2012, de 30 de marzo:

  • Se refleja el derecho a no recibir llamadas automáticas o faxes de venta directa sin consentimiento previo.
  • Se refleja el derecho a oponersa a recibir llamadas de venta directa y a ser informado de este derecho.
  • Se recoge el derecho a anonimizar o cancelar los datos de tráfico cuando no sean necesarios para la comunicación y el derecho a utilizar los datos de tráfico para promociones comerciales cuando se cuente con el consentimiento informado del usuario.

Por último, en el artículo 49 se regulan las cuestiones relativas en la guías de abonados y, especialmente, el derecho a no figurar en guías de abonados. Esta cuestión también se encuentra en la Ley General de Telecomunicaciones, pero dispersa entre los artículos 38 y 38 ter.

Como conclusión, en materia de privacidad, este Proyecto de Ley no supone una revolución, pero bien es cierto que estas cuestiones quedan ahora más claras, puesto se reflejan en artículos específicos, hecho que lo diferencia de la actual Ley General de Telecomunicaciones y sus múltiples modificaciones.

Gontzal Gallo

Especialista en Derecho de las TIC

Colegiado en el Ilustre Colegio de Abogados del Señorío de Vizcaya

Miembro de la Asociación de Expertos Nacionales de la Abogacía TIC (ENATIC)

gontzalgallo.com

Twitter: @gongaru

Linkedin: Gonzalo Gallo

Google+: +Gontzal Gallo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.