De Twitter y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información – Comunicaciones comerciales


Antes de comenzar debo señalar que toda esta historia empezó cuando   escribió en su blog el post “¿Publicidad encubierta en Twitter o campaña Teaser?”, así que desde aquí, su reconocimiento como “inductor” de la serie de artículos sobre Twitter y la Ley de servicios de la sociedad de la Información que inició Rubén Vázquez Romero en su blog, Diario de un E-Letrado, y que versaba sobre la aplicabilidad de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (o LSSI) en Twitter, continúo brillantemente Ruth Benito, en su blog, Con la venia, señorías, y que trataba sobre la contratación en Twitter, así como,  Francisco Javier Sempere en su blog, Winchester73 Donde los indios y los vaqueros nunca están de acuerdo, sobre las posbles responsabilidades exigibles a Twitter por alojar contenidos ilícitos.  Hoy me toca salir a la palestra para dar mi punto de vista sobre esta pregunta:

“Un tweet de una empresa publicitando sus servicios, ¿se puede considerar una comunicación comercial realizada por vías electrónicas?”

Entrando ya a lo que es el post en sí y para intentar dar una respuesta a la pregunta planteada, en primer lugar debemos clarificar que es comunicación comercial. Esta primera cuestión, es sencilla de responder acudiendo al Anexo de la propia Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, en la que se encuentran las definiciones:

“Comunicación comercial: toda forma de comunicación dirigida a la promoción, directa o indirecta, de la imagen o de los bienes o servicios de una empresa, organización o persona que realice una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional.

A efectos de esta Ley, no tendrán la consideración de comunicación comercial los datos que permitan acceder directamente a la actividad de una persona, empresa u organización, tales como el nombre de dominio o la dirección de correo electrónico, ni las comunicaciones relativas a los bienes, los servicios o la imagen que se ofrezca cuando sean elaboradas por un tercero y sin contraprestación económica.”

Así pues, la pregunta que he plateado ¿cabría en esta definición? Es posible la defensa de dos posturas (si/no), aunque me inclino particularmente por la respuesta afirmativa, por los motivos que a continuación expondré.

Lo primero que debemos preguntarnos es si la publicación de un tweet es una comunicación. Todos recordamos cuando estudiábamos lengua española en el colegio el concepto de comunicación (espero que la memoria no me falle): Toda trasmisión de información, en la que consta un mensaje, un emisor, un receptor y un canal de comunicación.

Particularmente considero que el “mundo Twitter” entraría dentro de esta definición, ya que, se tiene al “tweet” con 140 caracteres como mensaje, la persona que lo emite, los receptores (que serán sus followers o uno en concreto si es un DM o un reply) y el canal de comunicación, que sería la plataforma Twitter.

Además, según la jurisprudencia constitucional, en el concepto de comunicación deben ser tenidos en cuenta los avances tecnológicos. Así, por ejemplo, la Sentencia del Tribunal Constitucional  70/2002, de 3 de abril de 2002, ya considera, en materia de comunicaciones que “los avances tecnológicos que en los últimos tiempos se han producido en el ámbito de las telecomunicaciones, especialmente en conexión con el uso de la informática, hacen necesario un nuevo entendimiento del concepto de comunicación“.

Visto que un “tweet” se podría considerar como una comunicación, habría que analizar si ese “tweet”, se podría considerar “comercial”. Pues bien, desde luego, si se utiliza para promocionar la imagen o los bienes y servicios de una entidad, está claro que entraría dentro de la definición de comunicación comercial de la  Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico. Es más, si consideramos a Twitter como un canal de comunicación electrónico en el que, en este caso, un emisor (empresa que publicita) envía a varios receptores (en este caso sus “followers”) un mensaje comercial, lo podremos asimilar con lo que el artículo 21.1 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico define como “otro medio de comunicación electrónica equivalente”.

Así pues,a este tipo de “tweets”, entiendo que les es aplicable el Título III de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, sobre el régimen jurídico de las comunicaciones electrónicas. Entonces, ¿qué requisitos se deberían cumplir?

En su día, Pablo Fernández Burgueño en su blog, ya marcó unas muy interesantes pinceladas de cómo hacer publicidad legal en Twitter. En resumen, un “tweet” comercial debería cumplir los siguientes requisitos:

Consentimiento expreso del destinatario de ese “tweet” (Artículo 21.1. de la LSSI)

Bien y ¿cómo se podría cumplir? Con excelente criterio,  Pablo Fernández Burgueño, ya nos hablaba de indicar en la bio del emisor del “tweet” comercial la intención de enviar mensajes comerciales para que un posible seguidor, antes de realizar un “follow”, esté informado. No obstante, yo optaría por una medida más garantista, de la que Pablo también hacía mención: Un propio “Mensaje Directo” (DM) o una mención del seguidor, autorizando el envío de “tweets” comerciales.
Pero, ¿por qué opto por esta solución? Sencillamente para seguir el criterio de la AEPD en sus resoluciones relacionadas con la LSSI (como por ejemplo la Resolución R/02355/2009) en la que se señala que “resulta necesario que el remitente del envío cumpla con la exigencia de contar con el consentimiento previo y expresamente manifestado por el destinatario para admitirse el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales”. Es decir, que el destinatario debe realizar una actuación positiva y declarativa de su voluntad. Particularmente no considero que hacer el “follow”, aunque en la bio del emisor se nos informe de que se pueden enviar tweets comerciales, sea una manifestación positiva y declarativa de la voluntad, puesto que al destinatario no se le dejaría ninguna posibilidad de seguir, pero sin el envío de mensajes comerciales.

El “tweet” comercial debe incluir la palabra “publicidad” o “publi” en el comienzo (Artículo 20.1. de la LSSI)

En este requisito, cabe poca discusión: El mensaje de iniciarse con la palabra “PUBLI”

El “tweet”  debe contener un procedimiento sencillo y gratuito para que el destinatario, si lo desea, no reciba más “tweets” de este tipo (Artículo 21.2. de la LSSI)

En este apartado, se hace más complejo su cumplimiento por la propia limitación de Twitter de 140 caracteres. Así que, puedo entender válida la mención al procedimiento sencillo y gratuito tal y como se realiza en los SMS publicitarios donde se suele indicar “No + SMS” y luego un número de teléfono o una web. En el caso de un “tweet” comercial, se podría utilizar un acortador de URL para redirigir a un sitio web donde se explique qué hacer si no se quieren seguir recibiendo más “tweets” de este tipo, (que básicamente debería explicar que hay que hacer un “unfollow”).

Ahora bien, si yo soy un Community Manager y leo todo lo anterior, tengo dos opciones: O asumo el riesgo de seguir incumpliendo la LSSI o dejo de utilizar Twitter para promocionar mis productos y/o servicios. No obstante, me gustaría dejar una tercera vía: ¿Y si creo una cuenta específica en Twitter encabezada con la palabra “publi” seguidamente del nombre de mi empresa (por ejemplo @publi_autoslolo)? Vamos a analizar los requisitos de la LSSI :

  • En cuanto al consentimiento, la solución que mencionó Pablo Fernández Burgueño, de indicar en la bio del emisor del “tweet” la intención de utilizar esa cuenta únicamente para enviar mensajes comerciales, la entendería como válida, puesto que, un posible seguidor, antes de realizar un “follow”, ya está informado de que esa cuenta única y exclusivamente es para mensajes comerciales.
  • Por lo que se refiere a incluir la palabra “Publi” en el mensaje, ya lo hemos indicado en la cuenta, así, nos evitamos un posible “olvido” y nos ahorramos 5 caracteres de los 140.
  • Por último, por lo que respecta al procedimiento sencillo y gratuito, podemos indicar en la el apartado biografía, dentro del perfil,  que “si no deseas más información haz unfollow” y en los mensajes comerciales que se podría incluir un texto como “No + ver bio”.
Desde luego, esta “tercera vía” que he planteado es desde mi visión como jurista y, supongo, que desde una visión “marketiniana” habrá otras soluciones. Lo que está claro que hoy en día, en Twitter, la LSSI , es una mera anécdota.

Autor:

Gontzal Gallo

Especialista en Derecho de las TIC

Colegiado en el Ilustre Colegio de Abogados del Señorío de Vizcaya

http://www.gontzalgallo.com

Twitter: @gongaru

Linkedin: Gonzalo Gallo

Google+: +Gontzal Gallo


13 Responses to “De Twitter y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información – Comunicaciones comerciales”


  1. 1 camineu 12/04/2012 en 18:21

    Impresionantemente completo. Post jurídico de altura.
    Enhorabuena

  2. 3 Infoecke 13/04/2012 en 11:01

    Fundamental para saber dónde están los límites, y saber utilizar correctamente el marketing. Muchas gracias.

  3. 5 Administrador 14/04/2012 en 16:03

    Al hilo de este post, sugiero a todo el que lo desee, siga el debate que en el Blog de Pablo Fernández Burgueño (@pablofb), se está dando en el Post “Cómo hacer publicidad legal en Twitter”

    http://www.pabloburgueno.com/2011/06/como-hacer-publicidad-legal-en-twitter

  4. 6 Mikel 25/03/2015 en 16:41

    El artículo 21 de la LSSI habla de “comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente”, me parece muy arriesgado considerar twitter un medio equivalente al correo electrónico, de hacerlo así, porqué no considerar equivalente el contenido de una página coporativa en fb o directamente cualquier mensaje de una web corporativa o cualquier acción de una compañía en internet. ¿Podríamos considerar este mismo blog una forma de comunicación dirigida a la promoción, directa o indirecta, de la imagen o de los bienes o servicios de una empresa, organización o persona? Si aplicamos lo expuesto en este post, claramente sí. ¿Sería necesrio el consentimiento expreso de todos los que accedan a él?
    Por otro lado sin ser follower de alguien, desde el momento que su perfil de Twitter sea público, ya se puede ser destinatario de sus “comunicaciones comerciales electrónicas”.
    Por último, para ver un mensaje publicitario en twitter es condición previa que exista una acción del usuario, ya que sino no accede al perfil, no digo ya hacerse follower del mismo, acción que podría entenderse como consentimiento.
    Por lo todo ello me parece que no es lo mismo un tuit comercial que un email no consentido o spam.
    Lo que no me parece bien es que determinados tuits sean publicidad encubierta y no se identifique como tal.

    Saludos

    • 7 Gontzal 25/03/2015 en 16:52

      Hola Mikel!
      Gracias por tu comentario! Pero permíteme estar parcialmente en desacuerdo contigo. La diferencia entre un blog, como este y Twitter, creo que es clara. EN el blog los destinatarios son indeterminados, mientras que en Twitter son determinados: Tus followers.

      De todas maneras, como ya comentaba en el post, no es una cuestión cerrada y es posible defender las dos posturas.

      Un saludo,

      Gontzal.


  1. 1 De Twitter y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información | Con la venia, señorías Trackback en 16/04/2012 en 14:55
  2. 2 De Twitter y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información – Contratación vía Twitter (Parte I) | Con la venia, señorías Trackback en 16/04/2012 en 15:02
  3. 3 De Twitter y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información – Contratación vía Twitter (Parte II) | Con la venia, señorías Trackback en 10/09/2012 en 02:41
  4. 4 De Twitter y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información – Contratación vía Twitter (Parte II) « Entre Códigos Civiles y Androides Trackback en 14/09/2012 en 16:05
  5. 5 Otro medio de comunicación electrónica equivalente (y comentario) « Entre Códigos Civiles y Androides Trackback en 17/10/2012 en 09:17
  6. 6 Cómo hacer publicidad legal en Twitter | Blog de Derecho - Pablo Fdez. Burgueño Trackback en 25/03/2013 en 17:38

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Utilización de Cookies

El autor del blog es un mero usuario de la Plataforma WordPress.com y no controla, ni gestiona las cookies que WordPress.com pudiera utilizar. En este sentido, Wordpress.com utiliza cookies para la prestación de servicios publicitarios, estadísticos y analíticos, con los que el autor del blog no posee ningún tipo de relación jurídica onerosa. Si continua navegando se entenderá que acepta el uso de cookies. Puede obtener más información en el aviso legal de privacidad y cookies del blog y en las Políticas de Privacidad de WordPress.com

Mis tweets

Blogs de mis compañeros

Última entrada del Blog de Jesús Soler: jsolerabogado

Blockchain: perspectiva jurídica

Ciertamente no soy muy dado a realizar comentarios sobre la tecnología que soporta los diferentes sistemas de información, tanto por desconocimiento como por convicción. Las Ciencias del saber son muy amplias y requieren, para opinar con un cierto seso, dominar en profundidad la materia, resultándome muy embarazoso realizar un juicio de valor sobre algo que […]

Última entrada del Blog de Gonzalo Álvarez: Derecho de las TIC

Análisis de los conceptos de anonimización, seudonimización y disociación en el ámbito de protección de datos

INTRODUCCIÓN Esta entrada tiene por objeto analizar los conceptos de anonimización, seudonimización y disociación contemplados y definidos en la normativa vigente en materia de protección de datos con el objetivo de aportar una visión coherente ante la próxima transposición de la normativa europea a la legislación española. Asimismo, se realizan referencias a legislación sectorial que […]


jsolerabogado

Reflexiones de un abogado sobre legislación tecnológica

A %d blogueros les gusta esto: